POESÍA ESTANCIAL

Dirigido a los lectores que siguen esta página

Con mucho placer comunico, que en las direcciones en las cuales "experimento poeticamente" descubrí una fuente inagotable en la
hipótesis para mis trabajos. Ella me brinda la libertad necesaria para tratar temas, que a mi parecer, de muchas maneras ocupan un valor indiscutible en nuestras contradicciones, tanto e igual como en los diferentes estados psicológico- emocionales. Causas que nos afectan por razón de las variables naturales a los cuales estamos sujetos, y en consecuencia, medios que adjuntan a las aparentes respuestas sociales o filosóficas.
Por este motivo trascender y poner en duda al " Pienso, luego existo", recalcar al "Solo sé que nada sé", o poner incluso en duda al, "Ser o no ser". es para mí un atrevido reto.
Para decir, y afirmar luego que la única ley que sostiene al Todo Universal dice:
"Todo lo que es, deja de ser simultáneamente y es"

Sobre esta plataforma no existe condición permanente, y aquí es el arte, el que va desenmascarando a la armonía con sus ambiciones, a la destrucción con sus ambiciones, a la evolución como un constante juego de la duda... la optimación de estados, un legítimo impulso,
de sostener a determinados sistemas, como una fuerza, que trata de superar a otro sistemas, para afirmar en colaboración o en asimilación su espacio de supervivencia ... en conclusión, la inestabilidad de la perfección es la efectiva máquina... pequeña máquina del caos.
Desde el punto de la perspectiva cada aspecto tratado, es una duda, igual que la libertad que tiene el arte en su expresión de realzar o denunciar circunstancias tanto objetivas como subjetivas.
Sostener la realidad en las cuatro paredes de sus componentes, no significará que siempre estará ella, en esa composición esperada, sino, que puede estar en otras completamente contradictorias a las leyes de las ciencias conocidas; por este motivo el pintor, escultor,el artista audiovisual o ser humano cualquiera que se descubra y expresa lo que desea con su arte, tienen la capacidad de encontrar sendas, caminos, puertas, huecos, en las mutaciones que nacen de su inspiración.
Una prueba más de nuestra vinculación con los componentes energéticos que nos atraen o nos repelan
Pero, sobre todo el poeta, tiene una de las armas más efectivas para llegar hasta la médula misma de otros pensamientos, y esta es... la palabra, que independiza y navega; y crea estados emocional-visuales en personas que jamás el poeta mismo, sabrá siquiera de su existencia. Sin embargo este sistema de diferentes símbolos refugiados en las palabras despertarán en el lector diferentes imágenes y sentimientos, reacciones dimensionales que ocuparán un valor, únicamente para el afectado... si deja libre su abstracción.

"Todo lo que es, dejará de ser simultáneamente y es"

Este valor existe desde los más elementales sistemas hasta llegar a las más complicados e incomprensibles, así pues, de aquí en adelante que disfruten o disgusten de las bifurcaciones que yo haré con la serie "hipótesis".... cordialmente, Éclides

viernes, 9 de noviembre de 2007

Nietzsche entre arte y perspectivismo


(parte de un ensayo de Martin Hopenhayn)

Primero, la creatividad es voluntad de experimentación que combina la fuerza expansiva con la originalidad intensiva. Segundo, en esta imagen del artista se cruza el hito de lo inédito con la recurrencia del crear. Tercero la creatividad es diferenciación por cuanto pone un objeto fuera del campo de lo previsto; y es expansión por cuanto abre dicho campo a lo nuevo. Y cuarto, en este punto no importa tanto la obra de arte sino la vida como campo de estetización, vale decir, la existencia misma del sujeto como incesante acto de diferenciación y autoproducción.

¿Qué significa la vida como obra de arte? Apertura para experimentarse, recurrencia creativa que encarna en los giros de la propia biografía, poder para redefinirse y reinterpretar el mundo en la misma jugada. El pensamiento perspectivista vuelve a dar aquí con otro leitmotiv modernista, a saber, la confluencia entre vida libre y vida-como-arte, pluralismo interpretativo y riqueza expresiva, intensidad y sensualismo. Del esteticismo de Baudelaire al de Marcuse, la vida como explosión de formas y miradas se opone a la ratio como principio organizador de la vida social. El valor de la emancipación va asociado a una cierta exuberancia de la resignificación. Y este desborde de sentido afecta tanto al mundo como a la propia subjetividad que busca autoproducirse.

La voluntad se define a medias por su potencia productiva, a medias por su derroche de creatividad.

Volvemos al punto anterior: el perspectivismo oscila entre la relativización del sentido y la proliferación de sentidos, entre el descentramiento y la singularidad, la crítica y la creatividad. Afirma la voluntad a través de esta singularización, crea una diferencia a partir de este impulso que provee el desplazamiento de la mirada. La diferencia, a su vez, tiene también una doble cara: como acto por medio del cual fisura la identidad -y en esta fisura va el dolor, pero también una descomprensión; en la pérdida de consistencia-; y como forma de ejercer, en el espacio abierto por la misma fisura, la plasticidad para instalar otra cosa. Mediante esa doble cara el perspectivismo establece otro doble movimiento: liberar la subjetividad de un eje único, y hacer de este descentramiento la fuente de movilidad para la autoproducción de la voluntad. Un déficit de ubicuidad remata en un superávit de desplazamiento. En esta sobreabundancia el espacio se distiende y la voluntad encuentra la expansividad que necesita para reinterpretarse. Cuanto más se libera de un eje, más puede recombinarse.

Tal como en el devenir lo único fijo es pasar, en el mundo como interpretación los únicos hechos son, a su vez, lecturas. La libertad de la voluntad adquiere la forma de potencia interpretativa y descubre, a la vez, que todo es configurable por nuevas interpretaciones. Si el perspectivismo es la traducción del devenir a la voluntad subjetiva, esta voluntad es libre salvo para detenerse. No tiene el poder de elegir entre desplazarse o dejar de hacerlo,.sino la potencia para desplazarse en movimientos distintos, cambiar al interior de un ser en que todo es de por sí cambio. El perspectivismo es así espacio del devenir en el sujeto: replica el devenir del mundo en una subjetividad que se reposiciona sin cesar. Pero también potencia el devenir del mundo con el desplazamiento en el mirar. No es, pues, indiferente al mundo la opción del intérprete. Por el contrario, el perspectivismo intensifica el devenir de ese mundo con el movimiento de la interpretación. Pero el perspectivismo potencia el devenir de manera elíptica, porque en tanto devenir traducido a la subjetividad, es siempre paradójico. A diferencia del devenir del mundo que nunca mira hacia atrás, el sujeto que asume el perspectivismo refluye sobre sí, se mira a sí mismo, remonta sus propias miradas hacia adelante y hacia atrás. Su forma de romper es siempre relativa, pero al relativizar rompe con incomparable radicalidad. De una parte el perspectivismo es irreversible como fractura de todo juicio absoluto, vale decir, constituye un salto del león al niño que marca la imposibilidad de una vuelta atrás. Pero en tanto perspectivismo no puede descartar el retorno ni consagrar un giro definitivo tampoco, y tiene que pensarse como un ir y venir entre la crítica y la afirmación, entre la historia y su recreación, y entre la expansión y el descentramiento. Es contradictoria en el perspectivismo una ruptura definitiva con la historia y, paradójicamente, el perspectivismo es la ruptura más radical con el logos moral-metafísico que se impone en la historia. Tratándose del perspectivismo, para profundizar su ruptura con la metafísica debe ser siempre parcial en sus cortes. Lo definitivo le es ajeno por definición y por lo tanto en su seno deberá imponerse la visión relativa de los cambios y recurrente de la historia. Los cambios que propugna son relativos por cuanto no pueden imponerse como interpretaciones únicas del cambio: hay tantos devenires como miradas posibles.

7 comentarios:

Maribel Sánchez dijo...

He estado unos días sin pasar por aquí (culpa del reloj que solo tiene 24 horas) y veo que me he perdido mucho, así que voy a recuperar el tiempo.

Besos

Basquiat dijo...

mantiene a cada uno en sus visiones que por momentos se chocan o entrecruzan, con una relativa posibilidad de cambio e intercambio.

Anónimo dijo...

Te leo ¡muy complicado para mi mente absurda!te leo ¡me quedo con trozos absolutos!te leo ¡si los junto me quedo absurdo en un mundo absoluto!
Un saludo.

Ana (...) dijo...

Sí, todo es relativo...
Veo que variaste el formato del blog, la verdad es que creo que se mueve mejor un@ por aquí, sí.

FEGARMA dijo...

El Estancialismo deriva del perspectivismo ultralógico. Nietzsche poco o nada pudo desarrollar respecto al relativismo de la física, ya que es un pensador muy anterior a Einstein. Por tanto, es indiscutible, que el fundador del perspectivismo, se lo debemos en exclusiva a Ortega, que de modo pionero, lo "pone sobre la mesa" del campus filosófico.

El Estancialismo (y yo como fundador), lo que hace es transformar este subjetivismo físico perspectivista, en parafísico y antilógico; estableciendo una de las primeras críticas metalógicas de la Razón, que la pone, por tanto, en "pista de pruebas".

Por que el Ser no puede explicarse "sólo" por la Razón, sino por la Sinrazón, y por la "Razón y la Sinrazón"; es decir, el Ser en un Estante, qu7e se debe a su estancia de relación...

Un saludo. F.J.G.M.

FÉLIX LOBOS dijo...

Espero que haya más noticias del estancialismo... no te pierdas tanto... que tengas un buen año.


Salud...

federico josé dijo...

Y TÚ NO ESTABAS

Solo..., sin nada..., miré las montañas,

cuando pensé en la lejana hermosura,

por abrazar tu perfecta cintura...,

aunque no estabas.



Solo..., sin nadie..., esperé al Alba

los limpios brazos que dan tu ternura,

y en malos ratos quedé en mi amargura

porque no estabas.



Al fin..., logré recordar tus miradas,

cuando asomaban los cortos destellos,

entre los olmos..., los rayos más bellos,

donde no estabas.



Y oí...., las frescas mañanas pausadas,

de los más raudos y tristes hirundos,

como las voces que anuncian al mundo

que tú no estabas.



Libando las flores..., las tiernas malvas,

como los labios que dieron tus besos,

entre los más suaves pétalos densos....,

mas tú no estabas.



Con los perfumes que abrieron los auras....,

por evocar tu presencia cercana,

y descubrir, con profunda desgana,

que aquí no estabas.



Buscando en el mar las cálcicas valvas,

donde encontrar tus dos ojos de nácar,

y comprender, desde mi pobre hamaca,

que allí no estabas.

. . .



Quedando las olas..., la luz..., las algas....;

bajo las aguas el pelo ondeante,

como sirena coqueta y galante,

pero no estabas.



Solo...., tranquilo....; busqué en la Nada

la ansiada prueba de tu compañía,

perdida huella que en un alma mía,

pensé que estabas.

Solo..., dudando....; creí que llegabas

como una musa que acude a mi mente,

entre la bruma...., preciosa y sonriente,

soñé que estabas.



En la arboleda..., donde te buscaba,

y entre los álamos tú te escondías....,

en las cortezas, lo que allí escribías,

leí que estabas,



En el arroyo...., donde te lloraba,

en la confluencia de nuestras dos vidas,

por el primer beso....,. que no se olvida,

creí que estabas.



Mas tu linda cara nunca la hallaba,

ni en el espejo de los altos lagos,

donde se miran los ángeles blancos....

¿Por qué no estabas...?



Con mis torpes versos, que recitaba,

uno tras otro..., sin ti...., repitiendo...,

ante el silencio... mis frases muriendo....,

pues nunca estabas.



. . .



Ni en las llanuras...., ni en las verdes navas....;

ni en las gargantas..., ni en los valles bajos....;

ni en las cornisas...., ni en los grandes tajos....

¿Por dónde estabas....?



....La brisa leve..., las aguas calmadas....

el prado florido...., la tarde tibia.....,

el cielo radiante...., la cumbre limpia....,

y tú.... ¡Y tú no estabas....!